Avda. Primero de Mayo, 59. 13500 Puertollano (C. Real)
+34 675 022 833
admiber@partidoiber.es

Educación, Tecnología e Internet

EDUCACIÓN

El Partido Iber tiene a la Educación como uno de sus pilares fundamentales. La Educación dibuja el futuro de una nación, por tanto, el Partido Iber siempre tendrá en cuenta este apartado ya que el respeto, la laboriosidad y el pensamiento crítico son aspectos que un ciudadano responsable debe trabajar desde el principio de su incorporación a la sociedad.

El apoyo mutuo del gobierno a la familia y de las familias a las instituciones educativas es fundamental, una sociedad sin valores es una sociedad perdida. El Partido Ibérico confía en esa correlación entre familias, escuela y medios de comunicación que trabajen para que no exista una contradicción continua que desdibuje la escala de valores y que sea ejemplar en la tarea de enseñar los hábitos de uso común. Como no puede ser de otra manera, el acceso a la educación ­el primer contacto consciente de las personas en sociedad­ debe ser un camino de enseñanza hacia una ciudadanía responsable. De ahí nuestra convicción en la defensa de un sistema educativo eminentemente formativo, exigente, científico y generalizado. Un sistema educativo que funcione como factor de igualdad entre ciudadanos y que premie el esfuerzo de aquellos que muestren mayor grado de capacidad de trabajo, responsabilidad y conocimiento. La competitividad y bienestar de un país depende de la formación y compromiso de sus integrantes, y por tanto, desde nuestro juicio trabajaremos por concienciar a la sociedad en el constante apoyo a todos los profesionales involucrados en la docencia.

En una sociedad cambiante como la nuestra no podemos olvidar el papel de las nuevas maneras de comunicación, ya sea desde la tecnología o desde el conocimiento de lenguas. El sistema educativo debe preparar a los ciudadanos del mañana y por tanto profundizará en materias de tecnología: como programación, robótica y conocimiento general de las nuevas formas de comunicación. De la misma manera, una nación plurilingüe con más de 700.000.000 de hablantes en todo el mundo que comparten dos lenguas nacidas en la península ibérica debe trabajar por mantener, defender y enriquecer la transmisión de su forma de comunicación y su manera de contemplar el mundo. Todo esto, sin perder de vista el conocimiento de las lenguas que dominan el mundo de hoy para poner de manifiesto nuestra identidad en el contexto internacional.

La filosofía de la educación del Partido IBER tenderá a mejorar en los parámetros internacionales y hacerlo en todos los niveles educativos. Llenando de sentido la educación infantil, reforzando el modelo de educación primaria, creando un modelo de educación secundaria competitivo con el mundo actual, una universidad al nivel que merece una nación con dos de las universidades más antiguas del mundo, una dignificación de la Formación Profesional, una política de becas que valore el esfuerzo y una selección de profesionales docentes que conduzcan a nuestro sistema educativo al lugar de mención que merece nuestra historia y nuestro futuro.

La educación es un factor de igualdad o de desigualdad en la sociedad actual. El mayor o menor conocimiento de los ciudadanos ofrece mayores o menores oportunidades de vivir una vida económicamente digna en una sociedad de crecimiento continuo económico ligado a las nuevas tecnologías.
También es la educación un elemento imprescindible en el desarrollo espiritual del hombre, en su seguridad interior, autovaloración y consideración social. Aunque la educación haya estado ligada tradicionalmente a la producción, y en muchas ocasiones haya sido cómplice de la explotación, hoy puede considerarse un factor imprescindible para gozar de una libertad consciente.

PROPUESTAS

  • ­Creación de un Sistema Educativo Nacional Ibérico formativo, científico, exigente y universal que valore el esfuerzo.
  • Educación Pública­ Privada­ Concertada: En el nuevo espacio ibérico que construiremos, Educación Pública y Privada coexistirán dentro de la filosofía que marquen las leyes y de la libertad de creación de centros que defenderemos. Siempre que la Educación Pública esté suficientemente dotada de medios, el sistema educativo concertará plazas escolares con centros privados o cooperativas escolares para permitir la elección de centro a alumnos con escasos recursos. La Educación Pública será el garante de la más alta calidad en el sistema educativo.
  • Cambios radicales en la Formación Inicial del Profesorado: Los cambios científicos y tecnológicos superan hoy todas las técnicas, métodos de enseñanza y procedimientos educativos que hasta ahora se han utilizado durante siglos. Las actuales universidades no cualifican al Profesorado para comprender las necesidades de los alumnos, para conocer su psicología y problemas personales, para resolver sus reacciones, para motivarlos hacia estudios futuros, para aplicar conocimientos con tecnologías al día, para afrontar un futuro imprevisible e inimaginable; es una exigencia, pues, la creación de Escuelas Pedagógicas para maestros y licenciados con un alto perfil formativo, generalista o especializado, creativo, cargado de nuevos métodos y donde pedagogía, psicología, sociología y ecología formen un tronco común.
  • Formación en valores: Nunca como ahora ha sido tan necesaria la formación en valores dentro del Sistema Educativo. Nos referimos a valores morales generalmente aceptados.
  • Lucha contra el fracaso escolar: A partir de los trece años, los alumnos deben elegir sus preferencias. Obligar a los alumnos a seguir un único tronco escolar, forzando a los menos motivados o menos capaces a seguir unos niveles para los que se sienten incapaces, lleva indefectiblemente al fracaso y al abandono escolar de miles y miles de adolescentes, a los que se les trunca definitivamente la vida. La planificación actual, que hasta el momento ha primado la enseñanza del Bachillerato y rechazado la Formación Profesional paralela y como opción diferente, ha sido defendida por pedagogos y psicólogos como progresista por su carácter integrador y de igualdad de oportunidades, pero tiene efectos destructores e irrecuperables para los alumnos.
    Cuanto antes reciba el alumno oportunidades que faciliten su mantenimiento dentro del Sistema, sea en la Formación Profesional o en enseñanzas de tipo artístico o práctico, con más facilidad podrá reincorporarse de nuevo a otros estudios y con menos lagunas. A tal fin, esos alumnos deberán tener todos los años oportunidades de convalidar sus estudios para incorporarse al Bachillerato o a la Universidad.
  • Guarderías: De cero a tres años, estarán a cargo de los Ayuntamientos, que recibirán las consignaciones oportunas para asumir tal responsabilidad. La educación será voluntaria durante los dos primeros años y obligatoria el tercero; en todos los casos, gratuita. Siendo los primeros años de la vida del niño cruciales en su desarrollo, el contacto con la familia y el apoyo a éstas seguirá las mismas pautas que la recibida por la madre durante el período de gestación, que será meticuloso y extremadamente técnico y social.
  • Preescolar: La Educación Preescolar durará solo dos cursos, cuatro y cinco años. Obligatoria y gratuita, es de los niveles educativos que mejor funcionan en la actualidad. Por tanto, la mantendremos como está.
  • Educación Básica: Abarcará desde los seis a los trece años. Consideramos que los doce años actuales para ingreso en el Instituto es prematuro y que los alumnos deben permanecer un año más que ahora en la Primaria, nivel de más carga formativa, generalista y seguro.
    En este nivel también se inste a los niños el valor del voluntariado y de la solidaridad con pequeñas acciones extra­escolares para poder aplicarlo y disfrutarlo. Que los niños puedan adquirir habilidades para poder comprender mejor la naturaleza y asimismo interactuar con ella de manera sabia y responsable. Ahí
    comienza la especialización, por lo que planificaremos una especialización progresiva que no rompa la unidad de los conocimientos.
  • Bachillerato: Tendrá una duración de cuatro años y una prueba final o reválida elaborada por una comisión nacional para todo el territorio ibérico.
    Directores de centros de Básica, Bachillerato, Formación Profesional y Universidad: Serán el resultado de una carrera docente donde el mérito, la excelencia y una evaluación idónea e independiente, sean la base de su titulación y destino.
    La Inspección Educativa será, sobre todo, pedagógica. Los aspectos económicos y materiales de los centros pueden ser evaluados por las propias Delegaciones Provinciales. Es mucho más importante que el Profesorado tenga una asistencia orientadora en sus funciones más importantes, que son, la consecución de una comunidad educativa creadora de valores, la aplicación de técnicas y métodos de trabajo adaptados a los educandos, la evaluación del estado de comprensión y entendimiento entre profesores y alumnos. Dicha Inspección Educativa deberá servir para premiar a los centros con mayor calidad educativa, así como para corregir aquellos otros donde esta se vea disminuida.
  • Formación Profesional: Consensuar una Formación Profesional, carrera de 5 años, orientada a la Empresa y a la demanda del Mercado.
  • Universidad: Crear un organismo dependiente del Ministerio de Educación (incluso creando equipos multidisciplinares con otros Ministerios) que evalúe la capacidad de la Universidad actual para adaptarse a las exigencias de la sociedad, de la ciencia y de la técnica. Este organismo coordinará todos los planes de estudio, métodos, relaciones con la empresa, relaciones con centros investigadores, provisión de plazas, etc., sus recomendaciones tendrán carácter nacional y serán inapelables.

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Nuestro modelo científico y tecnológico debe de ser el del Consejo Europeo de Investigación, trabajaremos para que el Consejo Ibérico de Investigación imite en todo lo posible sus métodos, para buscar y fomentar la excelencia y no la cantidad. La ciencia y la tecnología en Iberia han adolecido de estabilidad y continuidad. España, por ejemplo, ha perdido el lugar que por fin consiguió, estar entre los diez primeros del mundo. En los últimos seis años hemos perdido cerca de 10.000 investigadores. reconocemos que sería imposible económicamente asumir a todos los investigadores emigrados o en paro, pero una mejora de la inversión permitiría rescatar a los mejores.

La ciencia y la tecnología están uniendo, por fin, ramas del saber, elaborando métodos de trabajo más eficaces, dando más valor a la imaginación creativa, primando trabajo en equipo y el intercambio de experiencias, renovando e innovando continuamente, haciendo pensar por primera vez en el Planeta, consiguiendo hacer más con menos recursos, fomentando la hiperconectividad, son sólo una muestra de su capacidad para aglutinar fuerzas.

En España y Portugal, más empeñados en colonizar que en investigar, recuperar el tiempo perdido e incorporarse a la era digital es vital:

  • Crear un organismo estatal ibérico que tenga como misión atraer a los miles de investigadores que fueron obligados a salir del país para desarrollar sus proyectos y darles condiciones de trabajo y de vida para que se puedan sentir valorados en su tierra y por los suyos.
  • Reforzar la democracia participativa con el concurso de la ciencia y la tecnología.
  • Entregar a las generaciones futuras una ciencia y tecnología sostenibles.
  • Legislar definitivamente sobre la colaboración de personas y fundaciones en proyectos científicos y tecnológicos.
  • Facilitar el desarrollo de la ciencia y la tecnología con un legislación abierta, flexible y en permanente actualización.
  • Crear desde la familia y desde la escuela el interés por la investigación.
  • Aumento anual, durante los primeros cuatro años, del 0,25 % del PIB, hasta alcanzar el 2,25 % del PIB anual en investigación.
  • Fomentar la relación Estado­Empresas, sobre todo nacionales, en temas científicos y tecnológicos.
  • Fomentar la Excelencia. El sistema de becas requiere la contrapartida del esfuerzo. Con la misma exigencia que aplica el Consejo Europeo de Investigación, debe actuar nuestro sistema.
  • Crear, en el plazo de dos años, el Consejo Ibérico de Investigación.
  • Reformar las universidades para hacerlas más excelentes y científicas.
  • Informar continuamente a los ciudadanos de los efectos que los nuevos dispositivos tecnológicos tienen.
  • Paliar los efectos que las nuevas tecnologías tienen y tendrán en sectores de economía tradicional.
  • Compromiso de no hacer de la ciencia y la tecnología un instrumento al servicio del Estado, aunque este sí velará para que éstas no esclavicen al ciudadano.

CULTURA

Para el recién nacido, el yo es lo placentero, todo lo que no sea placer es extraño, ajeno, despreciado. Esa es, desde el comienzo, la búsqueda del ser humano y por extensión, la pretensión de las sociedades. Todo lo que provoque displacer es apartado, odiado y exterminado.
Pero la dicha y la desdicha son categorías inevitables, y obligaron al hombre a dotarse desde los primeros tiempos de una herramienta para amortiguar su inevitable destino: la cultura, que es sinónimo de experiencia, goce y superación.

Dijo Freud que:

“Cultura es la suma de operaciones y normas que distancian nuestra vida de la de nuestros antepasados animales, y que sirven a dos fines; la protección del ser humano frente a la naturaleza y la regulación de los vínculos recíprocos entre los hombres”.

La cultura es, pues, intemporal, imprevisible y abierta. Suponemos dónde y cómo comenzó, pero no conocemos su evolución ni final.

Sirva esta introducción para declarar nuestra interpretación de la cultura no como la suma de operaciones humanas de épocas limitadas y temporales, sino que herramientas, comportamientos intelectuales, creaciones y satisfacciones artísticas, hábitos individuales, locales y sociales, valores, límites, sentimiento de propiedad, aplicaciones tecnológicas, etc., elementos de la cultura, forman parte de un proceso cultural en formación inacabado, y cada vez más universalizado y menos dogmático.

PROPUESTAS

  • ­Respeto y promoción de todas las culturas de la Península Ibérica, aunque esa garantía no debe impedir la búsqueda de una cultura ibérica común.
  • Defender un planteamiento racional en la llamada propiedad intelectual.
  • Conservación de las distintas lenguas que se hablan en la Península (especialmente de aquellas que actualmente no gozan de estatus de oficialidad en sus respectivos territorios, como el asturiano, el aragonés o el mirandés), evitando con esto que las mismas desaparezcan y se pierda con ellas buena parte de la cultura ibérica.

SISTEMAS DE INFORMACIÓN E INTERNET

Internet, las redes sociales, expedientes médicos digitalizados, Sedes Electrónicas, smartcities, delincuencia informática,… nuevos conceptos, nuevos espacios de expresión, relación y participación ciudadana: un nuevo Mundo. No son un Mundo virtual. Forman parte del mundo real; una parte cada vez mayor y más relevante. Un mundo lleno de nuestros datos personales y familiares, económicos, ideológicos, médicos, nuestras fotografías, amistades, nuestra geoposición, nuestras costumbres, etc.

Esta parte del mundo, en la que pasamos largas horas de nuestro tiempo, ha traído consigo nuevas oportunidades, formas más eficaces de gestionar los recursos. Una Administración Electrónica más eficaz, más barata, más ubicua. El conocimiento de toda la Humanidad, de toda la Historia, en todo el planeta, en nuestras manos. A cualquier hora y en cualquier lugar.

PROPUESTAS

  • Especial cuidado y protección de la infancia, sensibilizar a los menores y su entorno ante los riesgos del uso de los Sistemas de Información.
  • Fomentar el desarrollo e implantación de herramientas de Democracia Participativa, como parte de la integración en las políticas Europeas de Open Government, implicando cada vez más a todas las personas en la Gobernanza de lo público, de modo que su cuidado y gestión se convierta en responsabilidad de todos.
  • Ahondar en la Interoperabilidad de todos los datos Públicos, de modo que se facilite el intercambio de información entre Administraciones y con los ciudadanos.
  • Impulsar el desarrollo y adopción de estándares y sistemas abiertos. Impulsar el desarrollo y adopción de software libre y software de fuentes abiertas como parte imprescindible de una sociedad más justa y solidaria que protege las economías locales frente a las grandes multinacionales del software.
  • Apostar por la apertura y reutilización de Datos Públicos (Open Data), como fuente de creación de empleo y transparencia en la gestión. Liberación y reutilización de todo el software generado por las Administraciones Públicas.
  • Utilizar las redes de modo que todos los ciudadanos tengan acceso a todo el conocimiento científico y cultural de la Humanidad, adaptando las Leyes de Propiedad Intelectual para que protejan los intereses de los ciudadanos, en lugar de los intereses económicos de la industria, la mayoría de las veces, extranjera.
  • Proteger la intimidad de los ciudadanos mediante la implantación por defecto de herramientas de cifrado de la información que circula por la red que, en desarrollo de lo establecido en el Artículo 18.3 de la Constitución Española, defiendan por defecto su privacidad, en especial en lo relativo al espionaje y manipulación masiva de datos por parte de empresas y Gobiernos; la mayoría, extranjeros.
  • Desarrollar herramientas telemáticas que permitan a los ciudadanos estar informados permanentemente del origen de la energía que consumen y los precios de mercado, de modo que tengan mayor libertad para realizar un consumo sostenible de la misma y puedan ser partícipes en mayor medida de la (co)generación de la misma.
  • Formación continuada en Administración Electrónica a todos los empleados públicos, de modo que se haga efectivo el ahorro que propugna la Directiva 2006/123/CE, la Ley 11/2007 y su Normativa de desarrollo.
  • Garantizar que solo un juez pueda intervenir las comunicaciones privadas o públicas, como ya establece la Constitución Española.